CareerBuilder Menu Search Search

Seis consejos para un currículum ordenado

Kate Lorenz, editora de CareerBuilder.com

  • Email

En el mundo de la búsqueda de trabajo, más grande, más vistoso, de mayor colorido y llamativo no siempre son lo mejor. Aunque algunas personas sientan la necesidad de usar letras complejas, imágenes y animaciones, o papeles de colores vivos con el afán de captar la atención, a menudo es mejor darle un enfoque minimalista a tu currículum.

Una de las razones principales por la que la simpleza es más segura en el mercado laboral actual es la tecnología que usan los profesionales de Recursos Humanos. Los sistemas de registro de postulantes ayudan a los gerentes de Recursos Humanos a revisar los currículum que reciben. Esto significa que es posible que el primero en leer tu currículum no sea una persona sino que una computadora, y que tu currículum impreso sea escaneado y convertido en un archivo electrónico leído por un sistema computacional.

Debido a que pasa por un escáner, tu currículum debe ser claro, conciso y sin elementos distractivos. Además, cada vez más empresas usan las postulaciones en línea y le solicitan a los postulantes que peguen sus currículum en los sitios Web de la empresa o bien usan los sitios de trabajos en línea para encontrar postulantes.

Contar con un currículum simple no se trata sólo de sistemas de escaneo y envíos electrónicos. También significa la selección cuidadosa de la información que se guardará y la que no. Si quieres asegurarte de que tu currículum sea claro, directo y que destaque tus cualidades más importantes de la forma más eficaz, considera los siguientes consejos.

1. Olvida las letras adornadas.
Sí, es realmente divertido escribir tu carta familiar anual con letras poco comunes. Pero cuando se trata de tu currículum, lo aburrido siempre es mejor. Continúa con las letras clásicas, como Times New Roman o Arial. Por lo general estas letras se leen bien con los escáneres electrónicos, con la mayoría de los sistemas de correo electrónico y con el ojo humano.

2. No exageres con los subrayados, las letras en negrita ni las cursivas.
Ciertas personas creen que todo en su currículum debe estar destacado de una forma u otra. Pero los escáneres electrónicos se equivocan fácilmente con las palabras subrayadas y las cursivas. Quizás no sea posible que tu currículum no tenga ninguna cursiva, pero exagerar en su uso puede distraer a cualquier tipo de lector.

3. Incluye información antigua con moderación.
¿Saliste de la universidad hace más de 10 años? Si es así, quizás puedas omitir la sección de tu currículum que destaca tu promedio de calificaciones. ¿Aún incluyes todos tus trabajos anteriores que hacen que tu currículum se extienda a tres páginas? ¿Comenzaste tu vida profesional en una profesión completamente distinta, una que ahora no es importante para el trabajo actual? Si es así, es la hora de omitir la información que no sea pertinente. Cuando recién comenzaste, había una razón por la cual incluir toda tu experiencia laboral. Pero a medida que ganas más experiencia, puedes ser más selectivo con la información que incluyes. No, no es necesario que le cuentes a los posibles empleadores que fuiste barman mientras estabas en la universidad. ¡Algunos trabajos simplemente no son pertinentes!

4. Omite información personal.
A menos que tus pasatiempos sean directamente relevantes para tu trabajo, debes eliminarlos de tu currículum. Lo mismo se aplica a los viajes, el estado civil o al hecho de haber cantado en el coro de la iglesia. Cuando escribas tu currículum, intenta pensar como el empleador e incluye sólo la información importante para la empresa o el cargo que buscas.

5. Escribe al estilo de los anuncios y no en párrafos.
Un currículum no debe parecer una novela. Tu información debe presentarse en oraciones breves y concisas que incluyan palabras de acción potentes. Nunca se debe escribir un currículum con oraciones completas ni incluir frases que comiencen en primera persona. El lector debe ser capaz de mirar rápidamente tu currículum y conocer cuáles son tus fortalezas y experiencia. No hagas que deba arreglárselas pasando por un montón de palabras extrañas para llegar al contenido.

6. Mantén el aspecto profesional.
En la actualidad, por lo general los currículum impresos sólo se necesitan en una entrevista. Al igual que las letras divertidas, el papel fluorescente, con diseños o con textura es más adecuado para las invitaciones y las cartas personales que para los currículum. Elige papel liso profesional y tinta negra. También deja de lado las imágenes y los sombreados. Quieres asegurarte de que el documento sea fácil de leer si un director de Recursos Humanos lo imprime. Tu currículum cumple una función importante. Debe convencer a un empleador que vale la pena entrevistarte, que eres mejor que los demás y que puedes hacer el trabajo, todo eso en aproximadamente 15 segundos. ¡Haz valer cada segundo con un currículum que proyecte inmediatamente el mensaje correcto!

Kate Lorenz es editora de artículos y asesorías de CareerBuilder.com. Ella investiga y escribe sobre estrategias para buscar empleo, gestión profesional, tendencias de contratación y conflictos en el lugar de trabajo.


Last Updated: 25/02/2008 - 12:05 PM


Article Reprints
Permission must be obtained from CareerBuilder.com to reprint any of its articles. Please send a request to reprints@careerbuilder.com.